Una Historia de la Musica Rock

por piero scaruffi

(Traducido por David Medina)

TM, ®, Copyright © 2008 David Medina & Piero Scaruffi All rights reserved.


Autor | Tabla de Contenidos

Para comprar el libro


El Paraíso Renace 1963-1965

TM, ®, Copyright © 2005 Piero Scaruffi All rights reserved.

Al otro lado del océano, la alternativa a las bandas británicas, que redescubrieron y reformaron el rhythm'n'blues, fue el sucesor del rhythm'n'blues: la música soul. La relación entre la música soul y los rebeldes británicos era explícita: una grabación de soul, Can I Get A Witness de Marvin Gaye (1963), se convirtió en el himno de los "mods". Wilson Pickett creó un tipo de música soul demoníaca, feroz con In The Midnight Hour (1964). I've Been Lovin' You Too Long de Otis Redding (1965) era música soul en la cual el fondo es mental había reemplazado de facto el coro gospel, y su Respect (1965) fue su aprobación al movimiento de derechos civiles.

El "sonido Memphis" fue por mucho el invento de bandas instrumentales que pasaron casi desapercibidas a pesar del hecho de que proveían la "música" para esas estrellas. Sobresalientes entre ellos fueron los Mg's, incluyendo el tecladista Booker T Jones, el baterista Al Jackson y el guitarrista legendario Steve Cropper (quien había estado en los predecesores de los MG's, the Mar-Keys, y co-escribiría In The Midnight Hour de Wilson Pickett, Soul Man de Sam & Dave, Knock On Wood de Eddie Floyd, The Dock of the Bay de Otis Redding).

Nueva Orleáns tenía su propio sonido único, el cual era mejor representado por el toque ligero del pianista Allen Toussaint, pero también incluyendo el edificante boogie de Jimmy Reed.

Así como el pop trivial de los Beatles vendió muchos más discos que el rock'n'roll atrevidos de los Who o los Rolling Stones, el tipo de música soul quien revolucionaría las listas textos a principios de los 1960s fue aquella pegajosa y melosa. Un niño prodigio, Stevie Wonder, dominaba la escena a través de los 1960s, aunque sus éxitos, desde Contract Of Love (1962) hasta Uptight (1966), desde A Place In The Sun (1966) hasta Yester-me Yester-day (1969), fueron anticuadas baladas pop escritas por compositores profesionales tales como Ron Miller y Bryan Wells. Su alter-ego literato fue Smokey Robinson, un poeta y arreglista consumado, quien escribió My Girl (1965) y Since I've Lost My Baby (1965) para los Temptations le Track Of My Tears (1965) para los Miracles. Sin embargo, la audiencia percibía la música soul como música para fiesta, como se tipificó por la canción de fiesta definitiva de la era, Dancing In The Street (1964), escrita por Marvin Gaye para las Vandellas.

Brian Holland, Lamond Dozier y Eddie Holland fueron los más grandes fabricantes de melodías de la era. En unos cuantos años, produjeron un número impresionante de obras maestras melódicas: Can I Get A Witness (1963) para Marvin Gaye, Where Did Our Love Go (1964), Stop In The Name Of Love (1965), I Hear A Symphony (1965), My World Is Empty Without You (1965) y You Can't Hurry Love (1965) para las Supremes, Baby I Need Your Loving (1964), I Can't Help Myself (1965), Same Old Song (1965), Reach Out I'll Be There (1966) para los Four Tops. El trío H-D-H permanece probablemente como el fenómeno pop más grande de todos los tiempos. Esas canciones en alguna forma simplificada de música soul, pero esa era el tipo de música negra que las estaciones de radio de los blancos transmitían sin ningún problema. Estaban hechas para bailar en fiestas privadas, componían con las convenciones de la balada romántica, eran cantadas por jóvenes educados, e implicaban no otra cosa más que las historias típicas de enamoramiento y desconsolación. No había nada de los elementos controversiales de la cultura afroamericana que había alarmado a los padres estadounidenses cuando sus hijos estaban escuchando el rhythm'n'blues.

Otra producción de Phil Spector, You've Lost That Loving Feeling de los Righteous Brothers (1965), lanzó "blue-eyed soul", la versión de música soul para los cantantes blancos.

James Brown había clarificado la relación entre lujuria sexual y fervor religioso con Please Please Please (1956). Tomó muchos años para el resto de la música soul para comprender y copiar su intuición, pero eventualmente su estilo monótono y anti-virtuoso creó un nuevo tipo de música. Con Papa's Got A Brand New Bag (1965) y Cold Sweat (1967) Brown acuñó un estilo de percusivo de soul, el predecesor del "funk". La combinación mortal del falsete sicótico, el guitarreo metálico, líneas de bajo fracturadas, sección de metales ruidosa y poli-ritmo pulsante fue música de baile para la cuadra. Sus alaridos viscerales en medio de gemidos guturales lascivos (y letras llenas de indirectas sexuales) inventaron una nueva forma vocal. Sex Machine (1970), con Bootsy Collins en el bajo, fue una de las canciones que inventaron la música funk (y su figura de piano virtualmente inventó la música house).